PURU fue inspirada en el movimiento de la lluvia, en sus gotas, el movimiento del agua cuando cae en los árboles, en el suelo; como corre por los caminos que ella misma traza.
La diseñadora María Paula, nos cuenta que deseaba hacer un acercamiento a como los indígenas podrían inspirarse y como reflejarían su adoración en la joyería, que se sabe era uno de sus oficios en épocas prehispánicas; estudió sus elementos de adoración, el sol, la luna, el agua, el fuego. Y decidió iniciar esta colección basada en el agua, más específicamente en la lluvia, busco elementos que pudieran llevarse al metal, escogió para ello tres momentos:
La lluvia que está representada en las pequeñas gotas de las cuales está formada la colección; cuando cae directamente en un depósito de agua haciendo ondas circulares y el cómo puede correr por una superficie.
Estos tres elementos o mementos de la lluvia fueron representados por la diseñadora en su colección y dieron paso a PURU.

 

000

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*